Jabón de Avena

La avena además de ser un alimento altamente recomendado por su gran valor nutritivo, es también empleado en belleza desde hace mucho tiempo, ya que proporciona grandes beneficios para cualquier tipo de piel.

Ayuda a calmar ciertas alergias, absorbe la grasa o aceites que emanan de los poros por lo que es muy recomendado en personas con acné, alivia la irritación de la piel y es ideal para prevenir dermatitis.

Si eres amante de los jabones naturales, apreciaras este para emplearlo en el cuidado de la piel. Además, puede realizarse en casa o bien puedes comprarlo en la tienda, como vez este cereal también es usado en cosmética para la hidratación de la piel y mantenimiento de la humedad natural en ella.

Puede también ser empleado en pieles sensibles, ya que calma el enrojecimiento de las mismas causados por alergias, pieles atópicas e incluso es coadyuvante en el tratamiento por quemaduras solares, ofreciendo una sensación refrescante.

Jabón de glicerina con hojuelas

Puedes crear jabones de diferentes fragancias, con esta base, aparte de ofrecer un trato respetuoso a tu piel, puedes añadir un poco de aceite de almendras, unas cucharadas de avena en hojuelas y miel.

Se debe calentar la glicerina para derretirla y así poder mezclar todos los ingredientes. En un recipiente se deja reposar para que la mezcla se endurezca, deja transcurrir el tiempo hasta poder cortar y comenzar a utilizar.

Jabon natural de avena con miel.

Este es un jabón elaborado con aceite de oliva, aceite de palma, manteca, aceite de ricino y aceite de girasol infundidos en miel, todos ellos orgánicos y se le añade leche de avena y cabra para obtener una barra suave y exfoliante.