CĂłmo hacer que quede tu bizcocho esponjoso

CĂłmo hacer que tu Bizcocho quede Esponjoso

Preparar un delicioso y clásico bizcocho de avena que os sirva de base para lo que queráis, bien sea disfrutarlos solo con un delicioso café, usarlo de base para rellenarlo con chocolate, dulce de leche o bañarlo con un rico topping a vuestro antojo es bastante sencillo, basta con seguir unos simples trucos para que os salga de maravilla.

Recuerda que puedes conocer mas recetas de bizcochos de Avena en el Artículo que te facilitaré abajo, tan solo presiona la foto de el bizcocho. Para aprender que quede esponjoso y delicioso tan solo continua leyendo este artículo.

¿Cuáles son los ingredientes que necesitáis?

Para lograr que el bizcocho suba solo necesitáis tres sencillos ingredientes que son harina ( nosotros usamos harina de avena), huevos ( a poder ser de campo ) y azúcar blanca; no es necesario ningún otro ingrediente como bicarbonato de sodio, polvo de hornear o levadura, las proporciones necesarias son:

  • 5 Huevos camperos.
  • 150 gramos de harina de avena
  • 150 gramos de azĂşcar blanca.

¿Qué utensilios vas a necesitar para preparar un bizcocho esponjoso?

Vas a necesitar un bol grande para batir, un molde de aluminio 18 o 20 cms de diámetro preferiblemente desmontable, un tamiz o colador, varillas para batir puedes usarlas manuales o si queréis resultados más rápidos te aconsejo usar una batidora eléctrica de varillas o thermomix que os facilitara el montaje de las claras de huevo.

Procedimiento para preparar la masa del bizcocho de avena.

El primer paso es separar las yemas de las claras de los huevos, colĂłcalas en bols separados, debes asegurarte de hacer bien esta separaciĂłn de lo contrario no se montaran.

Empieza por batir las claras, si empleáis thermomix elige la velocidad media durante unos 5 minutos aproximadamente, si lo hacéis a mano os llevará un poco más de tiempo, cuando estén a medio montar (lo notareis porque se vera de consistencia espumosa) procede a agregar la mitad del azúcar y prosigue batiendo, pero a velocidad media alta durante un lapso de 5- 7 minutos más.

Mini Consejo:

“No montes las claras a velocidad alta porque, aunque lo logréis de manera más rápida, las burbujas de aire que se introducen en la mezcla serán más grandes, si lo hacéis poco a poco el montaje se dará con pequeñas burbujas que permitirán mejor consistencia”.

Una vez que tengáis las claras montadas resérvalas tapándolas con un paño seco a temperatura ambiente, no es necesario meterlas al refrigerador.

Toma el bol que contiene las yemas y procede a batirlas junto al resto del azúcar, durante 3 minutos; es en este punto que puedes añadir un poco de vainilla y ralladura de limón o naranja.

Agrega la tercera parte de la harina de avena, pero no de manera directa, debéis hacer uso del tamiz o colador para añadirlo progresivamente a la mezcla, con esto lograras que las partículas que componen la harina de avena estén sueltas y se integren mucho mejor a la mezcla, usa la batidora o la thermomix a velocidad baja y bate hasta que se integre.

Ahora vais añadir un tercio de las claras que montaste previamente, no es necesario emplear la batidora ni las varillas manuales; os recomiendo que uséis la espátula en movimientos envolventes.

Agrega nuevamente otro tercio de la harina tamizada, a partir de este momento mezcla solo con espátula y sigue la secuencia 1/3 de clara montada, el restante de la harina y finaliza con la clara hasta que todo esté muy bien integrado.

Procedimiento para preparar la masa del bizcocho.

Procede a colocar la mezcla en el molde, el cual será llevado al horno, en caso que no sea un molde desmontable puedes colocar en el fondo papel de horno para facilitar el posterior desmolde.

Utiliza una varilla de madera o un cuchillo para mover un poco más la mezcla con pequeños movimientos circulares de manera que elimine cualquier capsula de aire que haya podido quedar en ella al momento de verterlo.

Precalienta el horno a una temperatura de 180 °C para luego introducir la masa del bizcocho durante aproximadamente 40 minutos, este tiempo puede variar dependiendo del horno que utilices, lo recomendable son aquellos que generan calor arriba y abajo para que se cocine de manera uniforme; si no estáis seguros de que esté listo podéis emplear un palillo de madera, si al introducirlo en el centro sale limpio estará listo el bizcocho.

Cuando esté listo, no lo dejes dentro del horno porque se puede secar y perder su esponjosidad. Retíralo y déjalo enfriar unos 10 minutos aproximadamente y es en ese momento que podéis desmoldarlo, al terminar de enfriarse usa un cuchillo de sierra para cortarlo.

¿Por qué no os sube el bizcocho?

Lo habéis intentado una decena de veces y no lo logras, puede ser por alguna de estas razones:

  • No estáis respetando las proporciones de los ingredientes.
  • Temperatura inadecuada de los ingredientes, esto es muy comĂşn, para lograr una mezcla bien integrada y porosa es necesario que los ingredientes se encuentren a temperatura ambiente.
  • Sigue el orden que os indico para mezclar los ingredientes, aunque en ocasiones no es indispensable seguir un orden estricto, en este caso si, en especial tener en cuenta que luego de añadir las claras ya montadas no debĂ©is emplear la batidora elĂ©ctrica.
  • Cuida la velocidad de la batidora es preferible batir a velocidad baja y media, no apresurĂ©is los procesos.
  • No abras el horno constantemente, en especial durante los primeros 30 minutos.

Trucos para un bizcocho de Avena perfecto.

Siguiendo al pie de la letra el procedimiento que os explique lograras conseguir resultados maravillosos, pero compartiré algunos trucos más que pueden ser de gran ayuda:

  • Una pizca de sal en la mezcla, si agregáis una pequeña pizca de sal a la harina de la mezcla podrás realzar el sabor
  • Utiliza harina avena, olvĂ­date de los preparados de bizcochos en este caso, ya pueden venir con impulsores, azĂşcar u otros agregados, por lo que os costara mantener las proporciones.
  • Luego que estĂ© listo, desmoldado y frio podĂ©is guardarlo haciendo uso de una bolsa plástica para que se conserve con la misma textura.

Ya conocéis todos los pasos y secretos para lograr un delicioso bizcocho de avena que se eleve como los dioses, no esperes más y ponte en acción para que veáis los resultados y disfrutes de esta clásica delicia.

Deja un comentario